2.01.2018

"Fundación" - Isaac Asimov

    Nota preliminar: la primera información que recibimos de los psicohistoriadores fue durante el recital que realizó Felix Amadeo junto a Juan Pedro De Amici en el patio del local. Su mención, casi al pasar, como previa a un tema fue recibida y cuestionada por la audiencia. En sus caras leímos el terror de un conocimiento que no se debía divulgar entre no iniciados. Esta mueca de espanto, se volvió lote casual (¿o causal?) de libros usados una semana después. Hoy sospechamos que los psicohistoriadores también habían anunciado este recital, este encuentro con libros usados, esta reseña y tu lectura.
    El anuncio de los sabios se encuentra inscripto en los márgenes de una edición de bolsillo de un libro de Claudio María Dominguez apenas disimulado en un listado manuscrito de compras de almacen.


    Piedra fundacional de una saga que vuela cabezas fácilmente. En un futuro, los psicohistoriadores han anticipado el final del Imperio. Ciencia profética, adivinación precisa y matemática, la psicohistoria se ha vuelto infalible: la civilización humana, aunque desperdigada por la galaxia va a colapsar hasta casi desaparecer en un extenso período de cinco mil años o más. La tarea, que no es poca, es reducir el impacto para que el período de oscurantismo no se extienda más allá de un milenio. Para esto hay un plan, que poco a poco, con el pasar del tiempo se irá revelando.
    Una saga que abarca un arco de mil años, saltos temporales de varias décadas entre capítulo y capítulo, un número enorme de personajes principales y una lectura MUY llevadera (cómo lamentamos que en el lote no viniera el segundo tomo), Fundación es una de las madres de todas las sagas de ciencia-ficción (dignas, indignas y de consumo rápido) que andan pululando.
    Escrita en la década del cincuenta y pensanda como un proyecto de vida por Asimov, bien justifica cierta soberbia sobre su creatividad y facilidad para la escritura que se autodestaca el escritor en el prólogo a la edición de El hombre bicentenario.
    Propuesta de lectura: ¿la caída del Imperio no es una lectura de una decadencia del hombre desde el Renacimiento hasta el Lado Oscuro del capitalismo? Por estos lados nos costó no seguirla en esta clave.
    Reseña breve y sin spoiler, que los clásicos con eso solo se defienden.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario